Nuevo mercado: República Checa

Crowdestate ja Tšehhi

Con la intención de satisfacer la demanda de nuevas inversiones más seguras, vamos a ofrecer oportunidades de inversión en Europa Central. Comenzaremos por Praga, el corazón de Europa.

Como una de las capitales europeas mejor preservadas, Praga es a día de hoy un maravilloso lugar para vivir y un destino turístico muy popular. En 2019, se la consideró la 69ª ciudad más habitable del mundo. Su población crece de forma constante y ya ha alcanzado los 1,3 millones de personas.

En 2017, Praga fue la 5ª ciudad más visitada de Europa tras Londres, París, Roma y Estambul. Durante la crisis financiera, el número de turistas anuales cayó solamente un 5 % y, desde entonces, ha subido un 82 %.

La tasa de empleo de Praga goza de buena salud. Durante el peor momento de la última crisis financiera, el desempleo de la capital alcanzó un 5,1 %. Desde entonces, ha descendido hasta el 1,9 % actual.

Todos estos nuevos residentes y turistas necesitan dormir en algún lugar. Cualquiera esperaría que esto hubiera ocasionado un boom en la construcción. Sin embargo, si miramos el número de permisos concedidos y de viviendas comenzadas y completadas, veremos una imagen muy diferente.

Mientras que la población aumenta, la oferta de nuevos espacios para vivir está descendiendo. La causa es, principalmente, el largo y engorroso proceso de solicitud de permisos. En 2018, se concedieron unos 4 000 permisos, solo ⅓ de los 12 000 concedidos en 2005.

En 2019, en Praga, se vendieron 5 600 apartamentos (+12 % interanual). El precio medio por metro cuadrado en febrero de 2020 es de 98 000 CZK (3 900 €). Esto supone un incremento interanual del 14,4 %. Aunque el reciente incremento de precios parece significativo, hay que tener en cuenta el largo periodo anterior de estancamiento. Debajo puedes ver una comparación del Eurostat House Price Index (que representa el incremento de precios de las propiedades residenciales) entre Estonia y la República Checa.

Los precios de los inmuebles residenciales en la República Checa han estado estancados durante muchos años, hasta que continuaron su ascenso en 2015. El crecimiento de los últimos años, ha sido importante, pero no una burbuja. Simplemente, se han “puesto al día” debido a la absorción del exceso de unidades fabricadas antes del 2008.

En Praga, los precios de las propiedades continúan subiendo gracias a condiciones favorables como la demografía, el buen funcionamiento del turismo y los estrictos límites a la nueva construcción. No se espera que ninguno de estos factores se vaya a debilitar en el futuro cercano. Praga, continúa siendo un excelente lugar en el que invertir.

Las estadísticas sobre población, turismo y construcción se han obtenido de la Czech Statistical Office (Instituto Estadístico Checo). Los precios de declaraciones de promotores inmobiliarios líderes como Trigema, Skanska Reality y Central Group.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.